Los estados miembros de la Unión Europea han aceptado las enmiendas a la Directiva Europea sobre la Armonización de la transparencia en las sociedades cotizadas, en las que se requiere el establecimiento de un formato electrónico de reporte adaptado tanto a las actuales como a las futuras opciones tecnológicas, siendo una posibilidad el estándar XBRL.

Dados los resultados obtenidos a través de un análisis coste-beneficio elaborado por ESMA (Autoridad Europea de Mercados y Sociedades de Valores), la presentación de los informes financieros anuales en un formato electrónico único debería ser obligatorio a partir de Enero de 2020. ESMA deberá preparar un proyecto de norma reguladora para ser adoptada por la Comisión, en el que se especifique el formato electrónico de reporte con la debida referencia a las diferentes opciones tecnológicas existentes.

Fuente: Consejo de la Unión Europea.